Economía

La mediación es una alternativa más rápida, eficaz y barata que la justicia

nov. 9, 2022

 

La isla de la Palma se convirtió, durante tres días –del pasado 2 al 4 de noviembre pasados–, en la capital mundial de la mediación al haber sido la sede de la I Semana Internacional de la Mediación, un evento que reunió a un gran y variado elenco de especialistas que constataron la evidencia de que la mediación es una alternativa más rápida, eficaz y barata que la justicia.

Ejerció de anfitrión Juan Antonio Rodríguez, decano del Colegio de Abogados de La Palma (ICA-La Palma), en cuya sede, en la capital de Santa Cruz de La Palma, se celebró esta I Semana Internacional de la Mediación.

El acontecimiento reunió a abogados, empresarios, especialistas en mediación, en arbitraje, embajadores, diplomáticos, magistrados, militares y políticos.

Fueron, en total, cuatro mesas: «Mediación Política e Internacional», «Mediación en el ámbito empresarial», «Mediación en Europa: retos y desafíos» y «Mediación en el marco legal español». Con ponentes del «máximo nivel», según el decano Rodríguez.

En la Unión Europea, menos del 1 % de las disputas judiciales se resuelven mediante un proceso de mediación, como señaló el eurodiputado Gabriel Mato Adrover en la mesa «Mediación en Europa: retos y desafíos», en la que tomó parte también Alejandro Abellán García de Diego, exembajador y director general de Coordinación del Mercado Interior y otras Políticas Comunitarias del Ministerio de Asuntos Exteriores.

A pesar de que puede representar un ahorro de tiempo y dinero y que la Directiva 2008/52 de la Comisión Europea obliga a promover la formación de mediadores y a que los jueces inviten a acudir a ellos, en muchos estados comunitarios se median unos 2.000 casos al año, una cantidad muy pequeña.

La excepción es Italia, con 150.000 casos anuales, donde es obligatorio pasar por una mediación en ciertos casos de derecho civil antes de acudir ante un juez, así como Alemania y Países Bajos, que también han implantado esta figura de resolución de conflictos, se explicó en esta mesa que moderó Juan Ignacio Signes de Mesa, letrado del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

 

RAZONES PARA QUE NO SE IMPLANTE CON MAYOR RAPIDEZ

Algunos de los problemas que impiden que se extiendan las prácticas de mediación fueron expuestas por Carlos Cabrera Padrón, secretario del Consejo de Administración de Binter, que abordó tanto los motivos psicológicos, como la desconfianza y la soberbia, como el desarrollo lento de la normativa, que sigue limitada al ámbito civil y mercantil sin entrar en situaciones conflictivas como en las relaciones de la Administración con los ciudadanos.

Fue en la mesa «Mediación en el ámbito empresarial», en la que participaron Agustín Manrique de Lara, presidente del Círculo de Empresarios de Gran Canaria, Jesús Remón Peñalver, socio de Uria Menéndez y abogado del Estado en excedencia y moderada por María Dolores Conde, Corporate & Internal Counsel de Santander Legal.

También los registradores pueden asumir el rol de conciliadores, explicó José Ramón Martín Marco, director del Centro de Mediación y Conciliación Registral, que define esta tarea como «un servicio a la ciudadanía».

«El registrador-conciliador no dicta laudo ni resolución alguna que con carácter vinculante se imponga a las partes, pero su experiencia y conocimientos le hacen el experto más recomendable para resolver controversias inmobiliarias y mercantiles», explicó en esta mesa –»Mediación en el marco legal español«– moderada por Yolanda San Pastor Sevilla, jefe de la Sección de Mediación en el Gabinete Técnico del Consejo General del Poder Judicial, en la aportaron sus opiniones, junto a Alfonso Caballé, decano notarial de Canarias, y el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro Miranda.

 

VISIÓN GLOBAL DE LA MEDIACIÓN

Un tema recurrente entre los ponentes fue la posible solución que podían representar los procesos de mediación a las sobrecargas en los tribunales dentro de un ordenamiento jurídico nacional, aunque también puede llevarse a cabo en el área del derecho internacional, como explicó Antonio Luis Ramos Membrive, jefe del Gabinete de Presidencia del Tribunal Constitucional.

Las particularidades de intentar conciliar las pretensiones opuestas de Estados distintos con su consentimiento incluyen la falta de una autoridad única y legítima que emita leyes universales y monopolice el poder, lo cual puede dar a lugar un desequilibrio de poder.

Las ponencias se estructuraron como una revisión de los diferentes niveles en los cuales pueden operar los mecanismos de mediación, que, si bien es habitual aplicar el término para situaciones puntuales con pocos participantes, los métodos de mediación se pueden utilizar en operaciones de una escala mucho mayor.

Es una situación que ilustró a la perfección Javier Pérez Aquino, general retirado del Ejército argentino, cuya ponencia se fundamentó en su rol como jefe militar de la Delegación de la ONU para el acuerdo entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

«Sin la experiencia de la ONU, la resolución del conflicto hubiera sido más difícil, pero lo fundamental fue la voluntad de ambas partes», dice Pérez, señalando los avances y dificultades de los procesos de paz. «Hubo una extensión de los plazos por problemas logísticos e incidentes de incumplimiento del cese del alto al fuego, pero fueron resueltos rápidamente».

Ambas opiniones, la de Ramos Membrive y la de Pérez Aquino, fueron pronunciadas en el marco de la Mesa sobre «Mediación Política e Internacional», en la que también tomó parte el general de Brigada del Ejército de Tierra, Luis Torcal Ortega, general director del Departamento de Cultura y Diplomacia de Defensa, CESEDEN, quien ratificó la utilidad de la mediación como «una manera de hacer frente a las recargas en los juzgados», tanto a nivel español como en situaciones europeas y hasta globales.

Aunque también hizo hincapié en la dificultad de intentar encontrar una tercera parte que ejerza ese papel en situaciones de largo plazo en las que chocan los intereses de diferentes potencias.

El general de brigada del Ejército de Tierra Luis Torcal Ortega y Cesáreo Rodríguez Santos, letrado de la Administración de la Justicia.

Como ejemplo, el militar mencionó la labor de mediación entre Líbano e Israel para explotar diferentes pozos de gas en el Mediterráneo, a pesar de que ambos países se encuentran técnicamente en guerra y no mantienen relaciones diplomáticas.

Así, el acuerdo se alcanzó a través del intercambio de documentos por medio de responsables estadounidenses en la frontera.

«Hasta ahora, únicamente la ONU lo ejercía al hacer coincidir a grandes potencias», dice Torcal, que es además director del departamento de Cultura y Diplomacia de Defensa del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional. «No suelen permitir la intromisión de un tercero, pero este puede favorecer que las dos partes sean coautoras de un acuerdo».

Otra muestra es la que expuso Francisco Montes de Oca, secretario de ICA La Palma, cuando apunta a diferentes estrategias de mediación a través de las cuales se pretenden coordinar las diferentes ayudas pendientes de solicitarse a la Administración más de un año después de la erupción del volcán que arrasó con más de mil hectáreas de terreno. «Ahora tenemos por delante un gran camino», dice.

 

LA MEDIACIÓN SERÁ IMPORTANTE EN CONSUMO, TRANSPORTE AÉREO Y MARÍTIMO

Enrique Arnaldo Alcubilla, magistrado del Tribunal Constitucional y homenajeado con el primer Premio de Honor de la Semana Internacional de Mediación, señaló los diferentes ámbitos en los que los mediadores tienen más experiencia y aquellos en los que podrían tener más relevancia.

El jurista dijo que «la mediación está más asentada en el derecho familiar, en casos de rupturas y custodia, pero los grandes despachos también hacen uso de esta herramienta en negociaciones empresariales, cuando, por ejemplo, hay que asegurar la continuidad de la empresa familiar cuando muere el progenitor».

Aunque «no logra cuajar en España», esta herramienta «se volverá más importante en temas de consumo y de transporte aéreo y marítimo», aludiendo a la lentitud de respuesta en este sector ante las reclamaciones que «llenan los tribunales», según Arnaldo.

Enrique Arnaldo, magistrado del Tribunal Constitucional, que pronunció la conferencia de cierre de este evento, junto Francisco Montes de Oca, secretario del ICA La Palma, y Juan Antonio Rodríguez, decano. 

La I Semana Internacional de Mediación fue inaugurada por Juan Antonio Rodríguez, decano del Colegio de Abogados de La Palma, Julia Fernández Cantillana, directora de Colectivos del Banco Santander y la magistrada Yolanda San Pastor. Y fue clausurada por Jorge Gutiérrez Ramos, responsable de Colectivos del Banco Santander, y el anfitrión del acontecimiento, Juan Antonio Rodríguez.