• Palabra cumplida: entra en vigor la bonificación del Impuesto de Sucesiones Ver más
  • Baleares deja en evidencia la política turística en Canarias Ver más
  • “En EEUU se dan facilidades; en Canarias bombardeamos a los emprendedores” Ver más
Encuéntranos en Facebook

El Círculo pide que los ERTES estén vinculados a la evolución de la economía

jul. 2, 2020 Comunicados

En la reactivación de la economía es necesario tener certidumbre, según señala el Círculo de Empresarios de Gran Canaria. En este sentido, las nuevas condiciones de los ERTES, que se prorrogan hasta septiembre, incluyen “unas condiciones que pueden hacer inviable la continuidad de muchas empresas en la actividad económica”.

En el caso concreto de Canarias, para esta organización empresarial, el último decreto añade aún más confusión, ya que una disposición adicional indica que “el Gobierno en consideración a la condición de región ultraperiférica, tendrá en cuenta sus peculiaridades hasta la reanudación del tráfico aéreo internacional”. Pero no específica ni detalla qué se tendrá en cuenta exactamente, ni a qué efectos, ni tampoco qué se entiende por reanudación del tráfico aéreo. “La economía no funciona a golpe de pito ni por impulsos de publicidad engañosa”, afirman desde el CEGC, “por lo que sería deseable seguir negociando para vincular el final de los ERTES a la evolución de la economía, con una flexibilidad controlable y en un proceso serio, transparente y con mucha concreción”.

El plan de reactivación propuesto por el Gobierno de Canarias contiene casi todas las medidas que se pueden y se deben adoptar, pero una rápida evaluación permite afirmar que el conjunto es imposible de abordar, según el Círculo. Los empresarios canarios entienden que las partidas económicas son las que son y que ahora contamos con casi 1.100 millones menos cada año de recaudación. Sin olvidar, que los recursos del Estado están supeditados a la Unión Europea y, de llegar, lo harán condicionados y en el mejor de los casos con destino finalista. De esta manera, concluyen que la reactivación solo podrá venir de la mano de empresarios, inversores y autónomos. Por tanto, “las administraciones públicas deberán, desde ahora, propiciar y allanar el camino, dictando nuevas normas que hoy suponen restricciones a los procedimientos y autorizaciones”.

La tentación de las figuras impositivas

“Ante la previsible caída de los ingresos de las administraciones públicas, es tentador pensar que otras figuras impositivas puedan ser la solución”, advierten. “No existen milagros en la economía, no se pueden detraer recursos de los empresarios, inversores y autónomos, estos los requieren precisamente para producir y reactivar la actividad”. Esto conduce, según señalan, a la necesidad de acudir al endeudamiento de la Administración y la adopción de planes de ahorro, priorización y eficiencia del gasto público y afloramiento de la economía sumergida.

Entienden que se hace obligado acudir a las figuras de la inversión en infraestructuras, vía concesión, prevista en la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, a las actuaciones consorciadas y concertadas en Sanidad y Educación, previstas en la misma Ley y también a la figura de las encomiendas en la conservación y preservación del medio ambiente de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad.

El Círculo de Empresarios sigue recordando la peculiaridad de nuestro territorio. Tenemos un régimen económico y fiscal característico con fundamento estatutario, constitucional y con reconocimiento de la Unión Europea y se debe acudir a él para aprovechar sus posibilidades en la crisis en la que nos encontramos. “Con demasiada frecuencia el Estado olvida este hecho singular”, indican.

En cuanto al sector turístico, afirman que “los turistas son los pilares de nuestra economía y, de la misma forma que es necesario cuidar y dar confianza a los empresarios e inversores, es imprescindible crear un entorno de garantía y confianza para nuestros potenciales visitantes que constituyen el alma de esta industria”.

“Estamos donde estamos, saliendo de una pandemia y es misión de todos construir ese entorno de garantía para quienes tienen ganas y necesidad de viajar y descansar en nuestras islas”, afirma el CEGC. A lo que añade que “la garantía empieza en origen y la confirmación y marco de confianza en las puertas de entrada y en los entornos insulares. Será la única forma de producir el efecto llamada a un entorno seguro y controlado”.

Pasar a la acción con medidas consensuadas

Esta organización empresarial aplaude todas las propuestas para salir de la crisis en la que estamos inmersos. Entiende que es el momento de pasar de las propuestas a las soluciones y hacer efectivas las ideas consensuadas con prontitud, ya que el tiempo no juega a favor de la reactivación económica y social de Canarias. 

De la misma forma que el Círculo asume el consenso alcanzado con actores del ámbito económico, político y social, respeta, como es obvio, las discrepancias propias del hecho indiscutible de no estar ante las únicas soluciones ni ante el pensamiento único y hace un llamamiento a continuar con el debate de ideas y dar la última palabra al diálogo. La gravedad de la situación requiere buscar consensos y huir de la confrontación.

 

 


Etiquetas:
Inicio| Aviso Legal| Mapa Web

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar estadísticas mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR