• Palabra cumplida: entra en vigor la bonificación del Impuesto de Sucesiones Ver más
  • Baleares deja en evidencia la política turística en Canarias Ver más
  • “En EEUU se dan facilidades; en Canarias bombardeamos a los emprendedores” Ver más
Encuéntranos en Facebook

La automatización del empleo: factor clave para el progreso económico

abr. 24, 2017 Comunicados

La entrada de robots o mecanismos automatizados en las empresas repercute positivamente en la economía. Según estudios llevados a cabo por los economistas Guy Michaels y Georg Graetz en un informe en el que compilaban datos de 14 industrias distintas en 17 países desarrollados, la introducción de robots consiguió incrementar la productividad y con ello, los beneficios empresariales. En cuanto al empleo destruido, solo se veía afectado el que requería de menores cualificaciones. Según la estimación del informe, la automatización consiguió aumentar un 0,37% el PIB anual.

En numerosas ocasiones, el CÍRCULO DE EMPRESARIOS DE GRAN CANARIA ha manifestado la necesidad de apostar claramente por el cambio del modelo productivo, y el aumento de los presupuestos destinados a I+D+i y tecnología. Tanto en Canarias como en España. “Solo podrán sobrevivir aquellos emprendedores y empresarios con la actitud necesaria para comprender que el futuro es algo que nos va a presionar a cambiar: el que no esté preparado, o se verá forzado a ello o va a desaparecer del mercado”, afirma Sergio Alonso presidente del grupo Domingo Alonso.

Pero siempre ha existido la falsa concepción de que el progreso tecnológico implica la destrucción de empleos. Al igual que hace 200 años,cuando la Revolución Industrial o la mecanización textil existía temor a que los trabajadores perdieran su empleo en favor de máquinas más eficientes, ahora el miedo vuelve a ser latente ante la incorporación de robots a ciertas tareas. Si la teoría del trabajo finito fuera cierta, después de 150 años de progreso tecnológico acelerado tendríamos que esperar que hubiera hoy poca gente trabajando. Y sucede todo lo contrario.

 “Nunca deberíamos temer a la automatización. Miremos lo que ha pasado desde la revolución industrial. La automatización conduce a más trabajos, nunca los reduce”. Son las palabras del el responsable de Operaciones de Accenture Operations, Manish Sharma, en declaraciónes a El País. El motivo de que las tasas de empleo no hayan caído secularmente es que la falacia del trabajo finito ignora cómo el cambio tecnológico genera nuevos empleos. Las tasas de empleo no han variado si nos fijamos en este hecho y su fluctuación siempre ha tenido que ver con periodos de crisis o crecimiento, más que con la implantación de elementos automatizados. En estos casos se produce una reasignación de los sectores. Cabe recordar  medida que una economía se desarrolla el empleo se desplaza primero de la agricultura a la industria y los servicios, y después de la industria a los servicios.  Es decir: el trabajo que se destruye en un sector se crea en otro.

Lo que la automatización y la tecnología solventan es la consecución de tareas repetitivas y/o codificables. Es decir, en su mayoría los sectores primario y secundario. Esto, repercute en la nueva necesidad de creación de puestos de trabajo en tareas forzosamente humanas. Mayoritariamente en el sector servicios, como se puede observar en este gráfico publicado por Josep Pijoan-Más en el blog Nada es Gratis.

Datos de Leandro Prados de la Escosura.

Con el aumento de complejidad de las tareas, donde la mano de obra humana siempre tendrá ventaja, viene asociado el crecimiento en nuevas profesiones.  Porque obviamente, la sustitución de estos empleos por máquinas requiere de la construcción, programación, mantenimiento y distribución de ellas. Así como la consecución de los datos que las “alimenten” y mejores y el uso de energía que conllevan.

Y es que la tecnología, en la época actual no ha de verse como una alternativa ni un “enemigo”, sino como una obligación ineludible para fomentar el progreso económico y el desarrollo de la sociedad. Como ya publicó el informe del IFS (compañía global de aplicaciones empresariales), esta falta de compresión de las empresas ante el proceso de avance tecnológico acarreará que la mayoría de empresas que no se atrevan a dar el paso queden obsoletas.

 


Inicio| Aviso Legal| Mapa Web

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar estadísticas mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR