• Palabra cumplida: entra en vigor la bonificación del Impuesto de Sucesiones Ver más
  • Baleares deja en evidencia la política turística en Canarias Ver más
  • “En EEUU se dan facilidades; en Canarias bombardeamos a los emprendedores” Ver más
Encuéntranos en Facebook

Canarias pierde el ritmo del resto de España por la paralización de la economía

abr. 11, 2016 Economía

ESTE BLOG Y LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS CONSTITUYEN UNA HERRAMIENTA DE DEBATE Y NO EXPRESAN LA OPINIÓN OFICIAL DEL CÍRCULO DE EMPRESARIOS DE GRAN CANARIA. 

La paralización que ha impuesto la legislación en las Islas ha provocado que la economía canaria haya sido incapaz de mantener el ritmo de la media del resto de España. Las recetas que se han venido aplicando en los últimos años (moratorias turísticas, fuerte intervención de la economía, freno a las inversiones) no han funcionado y los datos publicados la pasada semana por el Instituto Nacional de Estadística avalan esta afirmación.

El Producto Interior Bruto per cápita del archipiélago suponía en 2000 el 97% de la media de España. Es decir, estaba casi igualado. 15 años y tres moratorias turísticas después, las islas están en el vagón de cola en este índice, al suponer el 85% de la media: solo Extremadura, Melilla, Castilla La Mancha Ceuta y Murcia están por debajo que Canarias.

Otras cifras tampoco ofrecen una fotografía mucho mejor de nuestra economía desde que comenzó el siglo. El PIB a precios de mercado (es decir, el que tiene en cuenta la actividad de la población residente) ha crecido seis puntos menos que el conjunto de España.

Canarias, eso sí, ha sostenido mejor la crisis financiera desde 2008. En los ocho primeros años de la década, en pleno boom de la economía, el PIB nacional creció el 73%, 14 puntos más de lo que lo hizo la economía canaria. Durante los siete años de vacas flacas par la Zona Euro, la comunidad ha logrado crecer el 2,6%, frente al estancamiento (0%) del total español. La nuestra, por cierto, es la octava comunidad del país por tamaño de PIB (42.312 millones).

La economía canaria se ha visto fuertemente marcada por la aprobación de las sucesivas moratorias a la edificación de establecimientos turísticos. Y fue precisamente el crac inmobiliario, conjuntamente con la entrada en vigor de la segunda moratoria turística (Ley de Medidas Urgentes, 2009) la que hizo que despegase dramáticamente la tasa de desempleo, que alcanzó su punto álgido en el tercer trimestre de 2013 (35,12%). 

Tampoco ha ayudado el fuerte crecimiento de la población del archipiélago. Desde 2000, los residentes han crecido hasta medio millón de habitantes, con lo que la población total ha crecido el pasado de 1,67 millones de habitantes a 2,13 millones. Un 27,5% más en estos 15 años, frente al incremento del 14,5% del conjunto de España.

Si se comparan estas cifras con las de ocupados, la conclusión es dramática. Al comenzar el siglo, Canarias contaba con 651.000 ocupados. 15 años después (y 459.100 habitantes más), el número de ocupados ha crecido solo en 162.000, hasta 813.300. La diferencia entre los 459.100 nuevos habitantes y los 162.000 nuevos ocupados es desempleo.

A la vista de los datos, ¿a alguien le cabe duda que las islas necesitan otra receta para crear empleo?


Inicio| Aviso Legal| Mapa Web

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar estadísticas mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR