• Palabra cumplida: entra en vigor la bonificación del Impuesto de Sucesiones Ver más
  • Baleares deja en evidencia la política turística en Canarias Ver más
  • “En EEUU se dan facilidades; en Canarias bombardeamos a los emprendedores” Ver más
Encuéntranos en Facebook

John de Zulueta: “No podemos seguir siendo un país de camareros"

jun. 12, 2019 Entrevistas

John de Zulueta Greenebaum (Cambridge, Massachusetts, 1947), actual presidente del Círculo de Empresarios de Madrid, cita a Winston Churchill para exponer su visión de cómo se ve al empresario en España. “Algunas personas consideran que la empresa privada es un tigre de-predador que hay que abatir. Otros la contemplan como una vaca que hay que ordeñar. No hay suficientes que la vean como el vigoroso caballo que tira del carro”. Y completa. “Por fortuna ya no miramos a los empresarios como si fueran un tigre, pero tampoco como un caballo”. El ejemplo de ello, “las subidas de impuestos anunciadas por el Gobierno de Pedro Sánchez. En este país los empresarios seguimos siendo la vaca”, asegura en declaraciones a la revista Actualidad Económica.

“Los sindicatos dicen que si dejas que cada empresa negocie por su cuenta el patrono abusa, pero él es el primer interesado en que los empleados estén a gusto, porque de lo contrario se le van”

De Zulueta es claro para desmentir muchas de las afirmaciones que se vierten en medios y redes sociales. “Es falso que paguemos pocos impuestos”, sentencia. “En sociedades, el tipo nominal está en España por encima de la media europea [25% frente al 21,4%] y le aseguro que es imposible eludir el abono”.

Si el peso de la recaudación en el PIB es inferior a la media europea (34% frente al 40% es a causa de la economía sumergida. “Sigue siendo habitual que te pregunten si quieres la factura con IVA o sin IVA. Mucha gente trabaja también sin estar dada de alta en la Seguridad Social”.

“Los dos principales desafíos de España son bajar el paro del 14,7% al 5% y reconducir la deuda del 97% del PIB al 60%”

Así, para mejorar la recaudación hay que atacar la bolsa de fraude, “pero responsabilizar a las grandes empresas y castigarlas suprimiendo deducciones es una locura”. “La más importante es la de investigación y desarrollo: la innovación es nuestro punto débil, necesitamos fomentarla. No podemos seguir siendo un país de camareros”.

“Si queremos buenos salarios, hay que empezar por tener compañías grandes, pero en lugar de ayudar a las pequeñas a crecer, hacemos todo lo contrario, las penalizamos” 

Preguntado por las posibles intenciones del futuro Gobierno del PSOE de revertir la reforma laboral, De Zulueta trata de potenciar sus virtudes: “Hay ahí un aspecto que es una prioridad para nosotros: la prevalencia del convenio de empresa sobre el de sector. […] Existe una falacia que manejan mucho los sindicatos: si dejas que cada empresa negocie por su cuenta, el patrono abusa, pero no es cierto. Él es el primer interesado en que los empleados estén a gusto, porque de lo contrario los pierde”.

La cuestión del trabajo sigue siendo EL aspecto central sigue siendo la tasa de desempleo (“Los dos principales desafíos  de España son bajar el paro del 14,7% al 5% y reconducir la deuda del 97% del PIB  al 60%”, asegura). Porque a pesar del enorme paro que tiene el país, se quedan 135.000 puestos sin cubrir. ¿Por qué? “Porque los más preparados se van a Irlanda, porque allí cobran el cuádruple”; explica. “¿Cuál es el problema? La falta de productividad, consecuencia en parte de un modelo económico con mucho turismo y mucha construcción, pero también de un tejido corporativo muy atomizado”, explica. “Tenemos más microempresas que nuestros vecinos, y si queremos buenos salarios, hay que empezar por tener compañías grandes, pero en lugar de ayudar a las pequeñas a crecer, hacemos todo lo contrario, las penalizamos”.

“Cada año sacamos 950.000 páginas de normas, en su mayoría autonómicas. Es una locura”

Porque, recalca, la “solución no va a llegar” del Boletín Oficial del Estado. “Cada año sacamos 950.000 páginas de normas, en su mayoría autonómicas. Es una locura. Europa se une y nosotros nos partimos en taifas”.

Y advierte: “Nuestra economía es muy de-pendiente de tres actividades: el turismo, que es un sector volátil y vive un auge provisional por los problemas de destinos como Egipto o el norte de África; la construcción, que ahora sube, pero que está sujeta a movimientos cíclicos, y el motor, que atraviesa una situación complicada por la transición al coche eléctrico y que nosotros estamos gestionando mal.

 

 


Etiquetas:
Inicio| Aviso Legal| Mapa Web

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar estadísticas mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR