• Palabra cumplida: entra en vigor la bonificación del Impuesto de Sucesiones Ver más
  • Baleares deja en evidencia la política turística en Canarias Ver más
  • “En EEUU se dan facilidades; en Canarias bombardeamos a los emprendedores” Ver más
Encuéntranos en Facebook

Los centros privados, aliados imprescindibles de la sanidad pública

feb. 19, 2019 Opinión

Herminia Rodríguez Rosas, miembro del Círculo de Empresarios de Gran Canaria, vicepresidenta de Hospitales San Roque

La sanidad privada constituye un elemento clave para el sistema sanitario y es un aliado indispensable de la salud pública en la meta común de garantizar su buen funcionamiento y la cobertura sanitaria a toda la población. El objetivo final es la salud de todas las personas, la prevención de las enfermedades, los tratamientos más eficaces y ayudar a los cuidados. Y la sanidad privada está firmemente comprometida con este propósito.

Y no solo eso. No cabe ninguna duda de su relevancia como sector económico y como uno de los motores de la economía española que incide directa o indirectamente en otros sectores como el farmacéutico, el tecnológico, el transporte sanitario, etc.


El convulso panorama político español pone en riesgo, sin embargo, la evolución de los centros privados. Y esta circunstancia resulta preocupante: no podemos olvidar que dan empleo a más de 260.000 profesionales, y que el sistema sería insostenible sin esta colaboración. Las medidas que se adopten en un futuro desde la política pueden tener gravísimas consecuencias si no están orientadas a factores como la eficiencia y a la colaboración entre ambas esferas.


En la actualidad no hay objetivo más importante de la colaboración entre la sanidad pública y privada que la disminución de las listas de espera. Los últimos datos disponibles muestran una mejoría con respecto al año anterior. Sin embargo, en algunas comunidades como la canaria (en la que se partía de una situación realmente preocupante, con un sistema infradotado, y pese al esfuerzo realizado por la actual Consejería de Sanidad del Gobierno regional) las listas de espera siguen siendo elevadas: el 67% de los pacientes que se encuentran en listas de espera sufren complicaciones; y de ellos, a su vez, un 20% quedan con secuelas. Estos datos apuntan a que resulta más que razonable tratar de reducir estas listas con una gestión de máxima eficiencia, esto es, utilizando todos los recursos disponibles. Públicos y privados.


A pesar de las incertidumbres, nuestro sector afronta con optimismo el ejercicio 2019, después de un 2018 complejo para la Sanidad. Observamos como se hace constante la exigencia de diferentes grupos políticos para disminuir los acuerdos de colaboración público-privada al tiempo que resultan preocupantes, las iniciativas que se impulsan en varias comunidades autónomas (entre ellas también la canaria) para tratar de incompatibilizar el ejercicio público de los profesionales sanitarios con el privado. Es esta una medida profundamente errónea: en España existe actualmente una carencia evidente de profesionales del sector. Dicha medida, por lo tanto, perjudica directamente a ambos sectores y se basa en ideas carentes de objetividad y rigor.


El número de asegurados y de ciudadanos que utilizan los servicios del entorno privado ha seguido aumentando pese a estos obstáculos, y los centros privados siguen apostando por la implantación de tecnología de vanguardia, que indiscutiblemente genera beneficio a la sociedad en términos de eficiencia y resultados de salud. Y eso, a pesar de que muchos centros privados siguen sufriendo el impacto de los 10 años de crisis económica, y de las medidas adoptadas contra la sanidad privada en un contexto socio-demográfico adverso, con una población cada vez más envejecida y una eclosión de la cronicidad de las enfermedades que hace imprescindible la aportación de valor de todos los operadores sanitarios.

Afrontar los grandes retos de la Sanidad en España, y especialmente en Canarias, requiere de un discurso riguroso,  orientado a solución de los problemas de salud de la población, sobre la base de una perspectiva objetiva y profesional que aborde la situación actual y también la futura. No cabe duda que, como ha sido históricamente, el sector de la sanidad privada tiene un papel de colaborador necesario que seguirá siendo vital para el equilibrio del sistema sanitario global.

 


Inicio| Aviso Legal| Mapa Web

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar estadísticas mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR