• Palabra cumplida: entra en vigor la bonificación del Impuesto de Sucesiones Ver más
  • Baleares deja en evidencia la política turística en Canarias Ver más
  • “En EEUU se dan facilidades; en Canarias bombardeamos a los emprendedores” Ver más
Encuéntranos en Facebook

Objetivo: recuperar las 15.000 empresas destruidas durante la crisis

feb. 8, 2016 Economía

ESTE BLOG Y LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS CONSTITUYEN UNA HERRAMIENTA DE DEBATE Y NO EXPRESAN LA OPINIÓN OFICIAL DEL CÍRCULO DE EMPRESARIOS DE GRAN CANARIA. 

Canarias perdió durante la crisis unas 15.000 empresas, hasta quedarse con 128.518 a finales del pasado año. Así lo demuestran los datos del Directorio Central de Empresas elaborado por el Instituto Nacional de Estadística. Unas cifras que sumadas a la salida de empresas a otras comunidades han pintado un panorama preocupante del que apenas ahora se está recuperando el archipiélago.

Los motivos para esta sangría son los costes que sufre el comercio electrónico en Canarias y que dificultan la exportación de las empresas canarias a la Península; la excesiva burocracia que viene denuciando el CÍRCULO DE EMPRESARIOS DE GRAN CANARIA y el sobrecoste en el transporte.

Todo parece indicar que la tendencia se ha revertido: en su discurso navideño, el el presidente de la Confederación Canaria de Empresarios y miembro del CÍRCULO DE EMPRESARIOS DE GRAN CANARIA, Agustín Manrique de Lara, explicó que en el último año se crearon en Canarias 4.300 nuevas empresas. Además, el número de sociedades inscritas en la Seguridad Social hasta diciembre de 2015 se situó en 58.341, lo que supuso 863 más respecto al mismo mes de 2014. Supone un alza del 1,5%, según datos del ISTAC. En el sector de la construcción crece el número de empresas inscritas un 4,6%, le sigue el sector servicios con un 1,4%, mientras que la industria reduce las unidades del año anterior un 4,6%.

Pero la situación dista mucho de ser la que debería (o podría ser). Por eso, el Gobierno que preside Fernando Clavijo ha de trabajar en un aspecto crucial: facilitar la labor de los empresarios y los emprendedores, que son los que crean riqueza y empleo en el archipiélago. “Hemos tenido demasiados años Gobiernos para los que las empresas han sido un mal necesario”, aseguró recientemente Manrique de Lara. Ahora tenemos un presidente que no solo entiende esta actividad sino que sabe que es la única vía posible”.

Esta nueva percepción ha de verse, sobre todo, en un allanamiento de las condiciones en las que se lleva a cabo la actividad empresarial. Las mayores urgencias: simplificar procedimientos, agilizar los plazos de tramitación, evitar solapamientos entre administraciones y descentralizar competencias. Porque, como resumió recientemente el presidente del grupo Domingo Alonso y miembro del CEGC, Sergio Alonso, “posibilidades hay muchísimas; pegas, muchísimas más”.


Inicio| Aviso Legal| Mapa Web

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar estadísticas mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR